lunes, 7 de julio de 2014

Huerteando en red: ¿Cómo regar nuestro huerto?

Hoy nos ocuparemos de una tarea muy importante del huerto: el riego. El agua, tan necesaria para las plantas, lo es más aun en verano cuando las lluvias en Madrid escasean. El riego puede hacerse con una simple regadera  o instalando un sistema de riego por aspersión o goteo, cualquiera sea el método usado siempre tengamos presente que muchas enfermedades fúngicas aparecen por exceso de riego, por tanto sepáis que no se debe regar sobre las hojas.



Otro tema muy importante (y una consulta muy frecuente entre los visitantes al Taller) es sobre cuándo y cuanto regar, la respuesta no es sencilla dado que para planta y época del año tendremos una necesidad de riego diferente. No obstante, en líneas generales es mejor regar en cantidad y no tan a menudo que hacerlo al revés. 
Al regar mucho y con menor frecuencia se promueve el crecimiento de un sistema de raíces más fuertes que soportarían mejor la falta de agua si algún día nos olvidáramos de regar. 

Y cerramos el post de esta semana con recomendaciones para el cuidado del medio ambiente haciendo uso eficiente del agua: 




  • Podemos recolectar el agua del lavado o del hervor de las verduras y usarla para regar. Además de ahorrar agua, estamos fertilizando con minerales que las verduras liberan con la cocción.
  • Procurar tener un acolchado de hojas sobre el suelo, de esta manera el suelo permanece húmedo por más tiempo. Y vuestras lechugas se lo agradecerán con más producción de hojas.
  • Un  sistema de riego por goteo bien regulado ahorra más agua que otro de aspersión.
  • Evitar regar al mediodía, ya que la pérdida por evaporación será mayor.
La próxima semana hablaremos del cuidado del los tomates y les relataremos acerca de la cosecha de la patata que cultivamos en un saco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es tu espacio, cuéntanos tus ideas, dudas o inquietudes...